Orquesta América de Ninón Mondejar

Silver Star

Tumbao Cuban Classics

Personnel:
Enrique Jorrín (v), Antonio Sánchez

Reference: TCD100

Bar code: 8427328111003

Album details

Recorded in Havana, 1953-1954

Anacarino “Ninón” Mondejar Soto nació el 25 de septiembre de 1914 en Los Arabos, provincia de Matanzas. A los dos años, una tía y madrina suya le puso el apodo de Ninón, por su asombroso parecido con un niño que aparecía en un libro de versos y fábulas. A los 8 años empezó a cortar caña en la llanura de Colón, para ayudar al sustento de la familia. Debido a que la escuela más cercana quedaba muy alejada, fue su madrina, quien le dió sus primeras clases, hasta que finalmente la familia se trasladó a Palmira, localidad donde cursó sus estudios elementales. A los 14 años de edad, de nuevo, sus padres se mudaron al pueblo habanero de Bauta, donde vivió diez años. Allí se vinculó en 1931 a la “Liga Juvenil Comunista”, empezando así desde su juventud una trayectoria de activista revolucionario.



En Bauta se inició como cantante lírico en grupos corales locales. Ya en La Habana ingresó en la orquesta de Rogelio Dihigo y en 1942, siendo Secretario General del Partido Socialista Popular, en el barrio de Los Pocitos, en Marianao, tuvo la idea de formar una orquesta con el fin de organizar bailes en el “Club Julio Antonio Mella”, que era un centro recreativo que Ninón había fundado para los trabajadores. Así fue como formó la Orquesta América de Ninón Mondejar, de tipo charanga francesa en la que originalmente tocaron entre otros Angelito Ruiz, excelente pianista de la población de Cárdenas, provincia de Matanzas, Wilfredo Meneses, flautista, Felo López, en el contrabajo, Luisito Suárez y Ermidelio Cardoso eran los dos violinistas, Augusto Barcia el timbalero y Julio Salas el tumbador.



En un principio la América solo actuaba por los gastos del viaje. En aquellos momentos Ninón alternaba la música con su oficio de panadero. A partir de 1943, la Orquesta América, se presentó asiduamente en la emisora Mil Diez (CMX). Entonces se incorporó a la misma, un joven y talentoso violinista de 17 años, llamado Enrique Jorrín, que se convirtió en el primer violín y arreglador de la orquesta desde aquel momento. A continuación siguieron las actuaciones en Radio Salas (CMBZ), Radio Cadena Habana (CMCH), Cadena Azul (RHC), y otras.



También en aquella década del 40, surgieron los clubs juveniles, como “Los Jóvenes del Silencio”, “Los Marcianos”, “Fraternidad Estudiantil”, “Silver Star”, “Los jóvenes del 50”, “Club Social Buenavista” etc... Estos organizaban bailes en los distintos salones, pero las divergencias entre ellos aparecía cuando coincidían en la hora de dar el baile. Para solucionar esos problemas y bajo iniciativa de Ninón Mondejar se fundó La Federación de Sociedades Juveniles, dándose a partir de entonces los bailes en el salón “Amores de verano”, situado en las calles Prado y Neptuno. Fue a finales de la década, cuando Ninón tuvo la idea de crear un danzón para cada club, con un estribillo que mencionara el nombre de cada sociedad.



Desde 1951, a la América se la conoció como “Los creadores del Danzón cantado”. Esto gustó al público y Jorrín comenzó a escribir arreglos sobre danzones de su repertorio, como “Silver Star” y “Constancia”. En relación con este estilo musical bailable, transcribimos las propias palabras de Jorrín: “En la época en que comienzo a escribir mis primeros danzones, estaban de moda los que interpretaba la orquesta de Arcaño, el llamado Ritmo Nuevo, cuyos compositores principales eran Orestes e Israel López. Arcaño y la mayoría de las orquestas habían abolido los cantantes, Los danzones eran netamente instrumentales, al estilo del mambo. Construí algunos danzones en los que los músicos de la orquesta hacíamos pequeños coros. Gustó al público y tomé esa via. El danzón siempre ha sido el estilo musical que mas aportaciones ha dado a los diferentes ritmos. En el danzón ‘Constancia’ intercalé algunos montunos conocidos y la participación del público en los coros me llevó a hacer más y más danzones de ese estilo.”



La América causó furor con sus danzones cantados, especialmente entre la juventud que asistía a los bailes en salón “Amores de verano” y más teniendo en cuenta que tenía que competir con los bailes en los que intervenían “los tres grandes”, que eran Arcaño, Arsenio Rodríguez y Las Melodías del 40. Pronto entraron en los estudios de grabación, apareciendo los primeros discos de la América. Surgieron los primeros danzón cha-cha-cha, y vino el cambio de nombre por el de “Los Creadores del Cha Cha Chá”, tal y como eran anunciados por la radio. Rápidamente la América impuso el cha-cha-chá entre los bailadores. El primer cha-cha-cha que fue inscrito en la sociedad de autores fue “La verde palma real” y el segundo “No camino más” ambos de Ninón Mondejar en 1953.



La orquesta estaba integrada por Ninón, director y cantante; Enrique Jorrín y Antonio Sánchez “Musiquita” violines; Juanito Ramos, flauta; Manuel Montejo “Camagüey”, contrabajo; Julio Salas, tumbadora; Augusto Barcia, timbal; Gustavo Tamayo, güiro, con la puntual incorporación de cantantes para las grabaciones, como es el caso de Estanislao “Laito” Sureda, voz solista en “No camino más”.



La popularidad que alcanzó esta orquesta fue enorme, obteniendo muchos premios, como el otorgado por la ACRI (Agrupación de la Crónica Radial Impresa) en 1953. Los continuos éxitos que tenían sus discos trascendieron fuera de Cuba. En noviembre de 1954, por mediación de la bailarina cubana Ninón Sevilla, residente en México e introductora de Pérez Prado unos años antes, fueron contratados para actuar en la capital azteca. Una de las razones se cuenta que fue debida a que Pérez Prado dio a conocer el mambo en México y por esta razón se creyó que podría suceder lo mismo con el cha-cha-chá.



Antes de viajar a la capital mejicana y por divergencias profesionales Jorrín fue excluido de la orquesta por Ninón, ya que aquel se consideraba como único creador del nuevo ritmo, algo, que Ninón, como director de la orquesta, también reivindicaba. Así pues Jorrín fue reemplazado por Ignacio Berroa y agregándose también a Félix Reina que pasó a ser segundo violín. Otro que se integró a la orquesta, fue el cantante Leo Soto, nombre por el que se conocía a Leovigildo Sotolongo, a quien podemos escuchar en “Rico y sabroso” “Chachacha Chabela” e “Isabelita”.



Al mes de llegar a México algunos de los miembros de la América, encabezados por el flautista Juanito Ramos decidieron regresar a Cuba, por discrepancias con Ninón. Ellos fueron, además de Ramos, “Musiquita”, “Camagüey”, Tamayo, Berroa y Salas. Una vez en La Habana y bajo la dirección de Ramos decidieron fundar la orquesta América del 55, que siguió la tradición y el repertorio de la original.



Ninón se sobrepuso rápidamente ante aquella difícil situación y de inmediato se puso a buscar sustitutos. Así pues, fueron dos y no uno, los flautistas que se incorporaron a la orquesta, eran los hermanos Clemente y Rolando Lozano nacidos en Cienfuegos; los otros nuevos fueron, los también cubanos, Julio Cabrera, en la tumbadora y Aroche, en el violín. Junto a ellos, los mejicanos, Armando “El pipa”, en el contrabajo y Aurelio Gutiérrez en el violín. En Méjico, la nueva “Orquesta América de Ninón Mondejar” (como se llamaría desde entonces) estuvo cuatro años triunfales actuando en el Teatro Margot, a excepción de los períodos en que la orquesta realizaba giras que se extendian por todo el pais. Las grabaciones Ganadores del “Disco de Oro” y el premio “Wurlitzer” que le otorgó la Cadena Latinoamericana de Comentaristas de Discos. Sus sonados éxitos les llevó a ser reclamados por la industria cinematográfica participando en 12 películas, seis de ellas con Ninón Sevilla, títulos como “Amor y pecado”, “Club de señoritas” y “Mulata”; dos con Miss Universo, la francesa Christiane Martel “Cien mujeres” y “Una lección de amor”; otras fueron “Los Marcianos”, “Barba Azul”, “Las viudas del Cha-Cha-Chá”, “Música en la noche”, etc... Además actuaron en los cabarets Astoria, Maricel y Las mil y una noches y hasta en cuatro salones de baile en un solo dia. El dia 28 de enero de 1957, en el Sindicato de Electricistas de México, la Orquesta América cerró la velada en que fue exhibida la película de la entrevista que el periodista norteamericano Matthews, hiciera a Fidel Castro en Sierra Maestra.



En noviembre de 1958, Ninón Mondejar y su orquesta regresaron a Cuba. y tras el triunfo de la Revolución, fueron enviados para representar a Cuba en el 7º Festival de la Juventud y los Estudiantes, que se celebró en Viena, Austria. Encontrándose en este país la embajada de la URSS, los invitó para realizar una gira por la Unión Soviética, que duró dos meses. Finalizada la gira, se trasladaron a Madrid, donde tras actuar en la emisora Radio Madrid, volvieron a La Habana, donde siguieron grabando y presentándose en diferentes emisoras de radio.

- Jordi Pujol

Price:

14,95 €  (tax incl.)

Add to wishlist

Added to your wishlist.

You can manage your wishlist here.

You're not signed in

You must sign in to manage your wishlist.
Sign in
Delivery information:
Delivery in 5-7 days
Shipping rates Terms and conditions
Payment methods:
Share:

 

 

Customer reviews

No customer reviews yet. Login to leave your impressions!

Write a review

Silver Star
Rate this product:

Thanks for sharing your thoughts.

Your review has been added and will be available once approved by a moderator.